La muerte es algo indisolublemente ligado a la vida. Sin embargo, se suelen asociar imágenes y símbolos muy dispares para estos dos conceptos. Lo interesante de Parque de la Paz es que, desde sus inicios, se propuso asociar ambos conceptos y de esa manera poder ayudar a las personas a sobrellevar el momento con mayor facilidad. Desarrollaron entonces un espacio diferente al  tradicional. Un cementerio que habla de la vida. Un lugar único que ofrece la calma y la tranquilidad que solo se encuentran en la naturaleza. Son 16 hectáreas de jardín, repletas de árboles, pájaros e inclusive niños, los pequeños de la zona que han adoptado el cementerio como su lugar de reunión.

A continuación compartimos algunas imagenes del Parque.