Todo duelo comienza con una crisis provocada por una pérdida. Esta pérdida siempre supone la desvinculación con un elemento fundamental en la vida de la persona. Podemos estar hablando de la muerte de un ser querido, una ruptura de pareja, la separación por cualquier motivo de un amigo o amiga, la pérdida del empleo, entre otros.

Cabe resaltar que como todo modelo, es una simplificación de la realidad, su objetivo es poder visualizar con mayor facilidad el tema. El proceso de duelo conlleva atravesar una serie de fases que cada uno de nosotros afrontamos de un modo personal. La duración de cada uno de estos estados dependerá de cuál sea nuestra actitud. En todas y cada una de ellas contar con el entorno más adecuado, el apoyo de amigos y de familiares será de gran ayuda.

Fases del proceso de duelo

  1. Crisis
  2. Negación
  3. Enfado / Ira
  4. Depresión
  5. Aceptación
  6. Aprendizaje